Este es el truco para que tu internet vaya 3 veces más rápido. Nunca más te fallará.

Cuando nuestra conexión a Internet se cae o es demasiado lenta nos desesperamos, en el mayor de los casos todas las personas les molesta que el navegar sea lento y que para ingresar a un sitio web o descargar cada archivo tarde un tiempo exagerado para que cargue la página.

¿Estás experimentando una conexión a Internet más lenta de lo normal? Entonces prueba estos sencillos trucos para hacer tu WiFi más rápido.

Piense dónde tiene instalado el router en casa (ese dispositivo con luces que proporciona la conectividad a la Red). Después, recuerde si alguna vez se ha enfrentado a la desesperada situación de no poder navegar por Internet porque la conexión falla. Hay muchas opciones de que lo segundo tenga que ver con lo primero. Siga estos sencillos consejos para navegar con más velocidad y que el wifi no le arruine una plácida tarde en las musarañas digitales.

Conexión del router

Hay que intentar que el router sea el único elemento conectado a la roseta telefónica ubicada en la pared. Si en la roseta que tenemos conectado el ADSL conectamos también el teléfono, la velocidad del ADSL disminuirá.

Echa a los intrusos de tu WiFi

Por último, no te olvides de comprobar si hay algún intruso en tu red WiFi. Es decir, vigila que ningún vecino perspicaz haya averiguado la contraseña de tu red WiFi y esté día y noche descargando cosas de Internet y reduciendo la velocidad de tu conexión a Internet.

Mientras que en tu casa probablemente sepas más o menos si tus PC y dispositivos están haciendo un uso intensivo de la red, cuando lo hace un vecino no tendrás ni idea más allá de que la conexión parece ser más lenta. Por suerte, puedes usar aplicaciones para PC y para el móvil para ver quién está conectado a tu red y tomar medidas en caso de que veas a alguien sospechoso.

Coloque el router en el centro de la casa

El físico Jason Cole, del Imperial College de Londres ha calculado que el lugar idóneo donde colocar el router es en el centro del hogar, y que cuanto más cerca se encuentre el receptor del emisor, mejor señal obtendrá. Además, ha creado una aplicación para Android con la que se puede simular la propagación del wifi teniendo en cuenta la superficie del hogar.

Aparatos eléctricos

La televisión, el microondas, la nevera, el secador… y en general, todos aquellos aparatos que emiten señales electromagnéticas o que cuentan con un motor pueden interferir la señal de wifi y ralentizarla. Así que dentro de lo posible, procura mantener el router alejado de ellos.

Lo mismo ocurre con superficies metálicas como la de un espejo, con el agua de una pecera o, incluso, unas plantas. Los materiales de construcción también pueden suponer un obstáculo para la señal, por eso es recomendable que alejes el router de los muros gruesos de cemento o de ladrillo.

Compre repetidores (o fabrique el suyo propio)

Cuando la conexión falla o va muy lenta mientras la señal permanece estática o parpadea rápidamente, puede que dos ondas parecidas se estén anulando. Es lo que se llama “punto negro inalámbrico”, formado por una onda estacionaria. Para salir a esos lugares oscuros, conviene comprar extensores o duplicadores de señal inalámbricos (como enchufes), pensados, especialmente, para evitarlos en casas grandes o de varias plantas, donde es más habitual que sucedan. La configuración de estos repetidores es muy sencilla.

Fuente: juareztimes.com

hipertextual.com

elpais.com


Compartir en FacebookCOMPARTIR EN FACEBOOK Compartir por whatsappCOMPARTIR POR WHATSAPP

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *