Mapas nazis desclasificados por la KGB confirman existencia de civilizaciones subterráneas ¡DIFÚNDELO!

Add to Flipboard Magazine.

Una de las interrogantes que muchas personas se han planteado a lo largo de los siglos es si la Tierra es hueca y habitada en su interior.

tierra-hueca-nazis

Muy a menudo nos topamos con historias legendarias que incluyen a nazis explorando las regiones polares del planeta e inclusive se cree que crearon bases secretas en Neuschwabenland, Antártida. Estos rumores se basan en una realidad, pues se conoce que la Alemania nazi envió una expedición a la Antártida en 1938, reclamando como propiedad el territorio de Nueva Suabia, y de inmediato empezó la carrera por construir bases debajo de la gruesa capa de hielo. El Almirante de la Armada Alemana, Karl Dönitz declaró en 1943: «La flota submarina de Alemania está orgullosa de haber diseñado para el Führer, en otra parte del mundo, un Shangri-La en tierra, que es una fortaleza inexpugnable.»

 

Hitler

Los nazis enviaron continuamente hombres y materiales al Polo Sur a lo largo de los años, mientras sucedía la guerra y derrotaron un ataque de “post WW2” por aliados en 1946, dirigida por el Almirante Byrd, quien se retiró en desgracia después de sufrir daños considerables (véase Operación Highjump). El Almirante Richard Byrd, a su regreso de una expedición militar masiva a la Antártida en el año 1947, declaró que era «necesario para el EE.UU. a tomar acciones defensivas contra combatientes enemigos del aire que provienen de las regiones polares».

Platillos voladores nazis

Muchos investigadores han publicado materiales sobre la Operación Highjump y los viajes del Almirante Byrd, donde se observaron objetos similares a dirigibles pero muy avanzados (en forma de disco) volando alrededor e incluso involucrando militarmente. No hace mucho tiempo, se recuperó un Mapa Top Secret perteneciente al Tercer Reich en el que hay varios pasajes secretos representados que fueron utilizados por los submarinos (U-Boats) para acceder a las regiones subterráneas misteriosas, así como completar los mapas de los hemisferios y el misterioso Reino de Agartha.

Mapa secreto Nazi

La posibilidad de que la Tierra es hueca, y que se puede acceder a través de los Polos Norte y / o Sur, y que antiguas civilizaciones secretas florecen dentro de ella, ha estimulado la imaginación de la gente durante muchos años tras el fin oficial de la Segunda Guerra Mundial . Estos mapas desclasificados han impulsado la especulación existente.

Mapa secreto nazi

Mapa secreto nazi
También se ha revelado una carta, supuestamente escrita por Karl Unger, quien estaba a bordo del barco alemán U-Boat 209, al mando de Heinrich Brodda, en el que afirma que el equipo alcanzó el interior de la Tierra y que no consideran volver.
Carta secreta nazi afirma que el equipo alcanzó el interior de la Tierra.

Las instrucciones oficiales nazis para llegar a Agartha por submarino.

Las instrucciones oficiales nazis para llegar a Agartha por submarino.
Las instrucciones oficiales nazis para llegar a Agartha por submarino.

Las historias aquí, están respaldadas por los mapas realizados por el famoso cartógrafo y artista Heinrich C. Berann para la National Geographic Society en 1966. En este mapa, el continente antártico se puede observar sin su gruesa capa de hielo.

Antártida por los Nazis

 

La Antártida separada de su gruesa capa de hielo.

Pero el detalle más interesante es la presencia de pasajes subacuáticos que atraviesan a través de todo el continente y parecen converger en la ubicación exacta que se identifica como la apertura hacia el hueco de la Tierra o la Tierra interna. Hitler estaba obsesionado con el misticismo y la historia antigua, y muchos de sus seguidores lo sabían y lo apoyaron. La posibilidad de que la Tierra es al menos parcialmente hueca, y que se puede acceder a través de los polos Norte y Sur, y que civilizaciones secretas florezcan dentro de ella, ha ganado popularidad en los últimos años. Sólo podría llegar a ser verdad, después de todo, que de alguna manera y en algún lugar, haya un acceso que conduzca a un mundo completamente diferente, uno que se ha mantenido en secreto por razones que sólo ahora están saliendo a la luz.

Hitler obsesionado con el misticismo y la historia antigua.

La médium Maria Orsic era líder de la ‘Vrilerinnen’, las bellas señoritas de Vril Gesellschaft. En la Alemania previa a la Segunda Guerra Mundial, las hermanas de Vril (luz) llevaron a cabo investigaciones en fenómenos psíquicos, avanzada tecnología de propulsión y desarrollo de aviones con forma de platillo (Vimanas). Maria Orsic La Sociedad Vril, cuyos miembros incluyen a algunos de los que más tarde se convertirían en miembros notables del partido Nazi, postulaba que muchas antiguas civilizaciones deben sus orígenes a los refugiados de la Atlántida. Avanzaron en la idea de una civilización subterránea, gobernada por una antigua raza de “padres” que había dominado la energía libre. Esta civilización disidente Aria habría sobrevivido a los cataclismos prehistóricos que produjeron la edad de hielo, y tuvieron que prosperar bajo la superficie de la Tierra. Los antiguos griegos, los budistas tibetanos y los cristianos encuentran similitudes del infierno en las cavernas bajo el manto terrestre. Peregrinos solían viajar a la isla de la costa del Co. Donegal donde se creía existía una entrada al Purgatorio, mientras que las viejas leyendas de México describen una cueva en una montaña cerca de Ojinago, habitada por criaturas diabólicas. El astrónomo del siglo 18 Royal Edmond Halley creía que las lecturas inusuales de la brújula podrían explicarse por el hecho de que el planeta se compone de un cascarón vacío.

Maria Orsic
Artículo publicado en CodigoOculto.com: Mapas nazis desclasificados por la KGB confirman existencia de civilizaciones subterráneas http://codigooculto.com/2015/12/mapas-nazis-desclasificados-por-la-kgb-confirman-existencia-de-civilizaciones-subterraneas/#axzz3wtKJpIuu


Compartir en FacebookCOMPARTIR EN FACEBOOK Compartir por whatsappCOMPARTIR POR WHATSAPP

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *