La viuda de Robin Williams desvela qué fue lo que condujo al actor al suicido

Add to Flipboard Magazine.

Más de un año después desde la trágica noticia del fallecimiento del actor Robin Williams, su viuda, Susan Schneider, ha concedido una entrevista a Good Morning America, uno de los programas estrella de ABC, dejando helado a todo el panorama internacional.

Robin_williams_1

Con lágrimas en los ojos en todo momento, Schneider relató que su marido no solo tenía Parkinson, sino que también sufría la llamada demencia de cuerpos de Lewy(DCL), una dolencia neurodegenerativa relacionada con el alzhéimer que provoca depósitos anormales de proteínas que afectan al funcionamiento normal del cerebro. Las personas que la padecen suelen sufrir no solo una creciente pérdida de memoria, sino también síntomas psicóticos, pérdida del habla y ciertas facultades psicomotrices y rigidez, entre otros.

Según Schneider, Williams sufrió los primeros síntomas en 2013. La viuda contó que en mayo de ese mismo año se le diagnosticó un principio de Parkinson, pero no fue hasta después de la autopsia que se supo de la demencia. “Con suerte habría vivido tres años más. Habrían sido muy complicados y, seguramente, tendría que haber sido recluido”, confesaba Schneider.

Ante tales revelaciones, el suicidio de Williams, quien se quitó la vida con 63 años en agosto de 2014, cobra un nuevo sentido. Y es que eran muchos los que no entendían qué se le habría podido pasar por la cabeza al actor para tomar esta triste determinación.

En el transcurso de la entrevista, Susan Schneider dejó muy claro que su marido estaba “completamente limpio y sobrio”, aunque sí que matizó que llevaba bastante tiempo luchando contra la depresión y la ansiedad provocadas por los síntomas de sus enfermedades.

Robin_williams_2

Había momentos en los que estaba completamente lúcido, pero cinco minutos más tarde comenzaba a decir incoherencias. Era el hombre más valiente que he conocido nunca, pero el mes previo a su muerte no pudo más. Estaba completamente roto, y no le culpo. No fue la depresión la que le mató. La depresión era uno de los 50 síntomas que tenía y no era el peor

Schneider confesó que no le guarda rencor alguno a su marido por haberse quitado la vida, sino todo lo contrario, le respeta y toma su decisión como un acto de amor propio y hacia los suyos, ante todo lo que se le venía encima.

Susan recordó con mucho cariño cuáles fueron las últimas palabras que le dijo el actor:“buenas noches mi amor”.

Robin_williams_3

Yo estaba en la cama y Robin vino a la habitación un par de veces, me dijo buenas noches mi amor y se fue con su iPad. Parecía que tenía algo que hacer y pensé que eso era bueno y que estaba mejorando. Lo cierto es que esa frase fue su última despedida.

Fuente: zelebtv


Compartir en FacebookCOMPARTIR EN FACEBOOK Compartir por whatsappCOMPARTIR POR WHATSAPP

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *