CAPTAN AGUJEROS NEGROS MUCHO MÁS POTENTES Y MASIVOS DE LO QUE SE CONOCÍA

Add to Flipboard Magazine.

Recientemente unos astrónomos han estudiado 51 quásares con el Observatorio de rayos-X Chandra de la NASA, y descubrieron que pueden representar una población inusual de agujeros negros que consumen cantidades excesivas de materia, tal y como se describe en su último comunicado de prensa . Los quásares son objetos que tienen agujeros negros supermasivos que también brillan muy brillantes en diferentes tipos de luz . Mediante el estudio de las propiedades de rayos-X con Chandra, y su combinación con los datos a partir de observaciones de luz ultravioleta y visible, los científicos están tratando de determinar exactamente cómo estos grandes agujeros negros crecen tan rápidamente en el universo temprano.

El Observatorio Chandra ha estudiado 51 agujeros negros supermasivos ubicados entre 5.000 y 11.500 millones de años luz de la Tierra. Se trata de agujeros negros con masas millones y hasta miles de millones de veces superiores a las del Sol y ubicados en el centro de otras galaxias. A medida que absorben el polvo y gas que les rodea, emiten grandes cantidades de luz que se puede ver a miles de millones de años luz de distancia. Hasta aquí sería todo normal, si no fuera porque estos 51 agujeros negros absorben unas cantidades tan ingentes de materia que no se habían medido hasta ahora. Es decir, son más potentes y masivos de lo que los astrónomos esperaban.
Estos quásares fueron seleccionados porque tenían una emisión inusualmente débil de ciertos átomos, especialmente de carbono , en longitudes de onda ultravioleta. Además, alrededor del 65% de los quásares en este nuevo estudio se encontró que eran mucho más débiles en emisión de rayos-X, por cerca de 40 veces en promedio, que los quásares típicos.

Estos gigantescos agujeros negros parecen estar absorbiendo materia a una enorme velocidad, al menos 5 o 10 veces más rápido que los cuásares normales”, explica Bin Luo, de la Penn State University, uno de los autores principales del estudio que se publica ahora en The Astrophysical Journal con las conclusiones. Los 51 cuásares fueron seleccionados porque mostraban emisiones ultravioletas y de rayos X inusualmente bajas. ¿Pero por qué?

...* Tres de los quásares estudiados.

Las simulaciones por ordenador de los científicos, muestran que cuando el agujero negro absorbe menos cantidad de materia se forma a su alrededor un disco más fino. Este permite el paso de mayor emisión ultravioleta y de rayos X que puede ser captados a miles de millones de años luz de distancia. Sin embargo, cuando un agujero negro absorbe grandes cantidades de materia, se cree que alrededor se forman discos mucho más gruesos que bloquean el paso de los rayos-X y las emisiones ultravioletas. Esto es lo que se muestra en la imagen de portada: un enorme disco (seccionado) alrededor de un agujero negro que estaría absorbiendo grandes cantidades de materia.

BLAK HOLE
* Consideren que un cuásar no es como un agujero negro normal, es un núcleo de “galaxia activa”,  por lo tanto está envuelto de nebulosas que forman un disco en torno a él.

Los datos captados por El Observatorio Chandra de rayos-X de la NASA, sugieren que buena parte de los 51 agujeros negros estudiados son justo de este tipo: absorben cantidades ingentes de materia, hasta 10 veces más de lo que se conocía hasta ahora, formándose un grueso disco a su alrededor que impide el paso de los rayos X. De ahí las emisiones ultravioletas y de rayos X inusualmente bajas que se captaban.

El hallazgo es importante porque se cree que este tipo de agujeros negros supermasivos fue muy común en las primeras fases del Universo, solo algunos miles de millones de años después del Big Bang. Conocer más sobre este fenómeno ayudará a entender mejor el propio Universo.


Compartir en FacebookCOMPARTIR EN FACEBOOK Compartir por whatsappCOMPARTIR POR WHATSAPP

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *